Lo que tiene Telefé para este año.

Lo que tiene Telefé para este año.

Como si estuviera destinado a esta vida, su primer encuentro con la industria televisiva fue por casualidad, cuando tenía solo 10 años. “Vivía cerca de La City, donde la conductora infantil Julieta Magaña grababa los exteriores. Pasé por la puerta, vi el camión y me metí”, recuerda Guillermo Pendino, hoy VP de Contenidos y Programación de Telefe, ViacomCBS.

Y ese día quedó fascinado: “Algo dentro de mi corazón decía que tenía que estar ahí”. Desde entonces, su papá empezó a llevarlo los domingos al programa de la animadora en Canal 9 y Guillermo se cruzaba al estudio de Feliz Domingo y se ponía a ayudar en el detrás de escena. “Fue mi primer contacto con la producción”, recuerda. A los 16 años llegó su primer trabajo formal. Y hoy, ya son más de 30 en el mundo de la pantalla chica: “Es una pasión, tiene que estar esa semillita dentro tuyo”, advierte.

Tras un año de pandemia, al frente de un canal que lideró la audiencia, Pendino revela el secreto que los posiciona en el primer puesto: “Tenemos ese ADN de siempre ir por más y buscar nuevas formas”. En 2021 se vienen nuevos desafíos y la vuelta a la pantalla de Susana Giménez. “Está con todas las ganas y dispuesta a entregarse al público”, adelanta, respecto a la diva.

—Han tenido un gran año frente a todos los desafíos que trajo el 2020.

—Un año de mucho aprendizaje. Nos puso a prueba para conocernos mejor y expuso nuestro poder de adaptación. Fue maratónico poder cambiar de un día para el otro la forma de trabajar y hacer grandes producciones desde casa. Pudimos mantener el liderazgo y lo consolidamos a través de todo el año con resultados que fueron maravillosos. Estamos felices, encarando este 2021 con todo lo aprendido, y con mucho por aprender y por hacer.

—¿Cuáles son los desafíos que va a presentar el 2021?

—El primero es mantener el liderazgo y estar un paso adelante, como acostumbramos. El poder de rápida reacción que nos hace encarar cualquier situación que se presente. Además, mantener la calidad en los productos y producciones.

—En una época el canal había tomado la decisión de alejarse del minuto a minuto del rating. Cuando llega la planilla al día siguiente, ¿cuánta atención se le presta?

—(Risas) Te podría decir que es un todo. No estamos sobre el minuto a minuto, específicamente, pero cuando llega la planilla nos trae el resultado del trabajo del día anterior. No es la Biblia, pero es una guía, un termómetro que necesitamos para entender si tenemos que corregir algo. Pero principalmente, trabajamos mucho con los contenidos y nuestras figuras, más que en el minuto a minuto.

—¿Alguna vez hiciste una promesa vinculada al rating?

—(Risas) Soy bastante cabulero, pero promesas no hice.

—Y las cábalas, ¿cómo funcionan?

—Cambian. Es contradictorio decir que soy cabulero y que cambian, pero voy adoptando… En algunos momentos son unas, en otros momentos otras, pero es un poco el folclore nacional.

—¿Cómo es la previa de un lanzamiento? Debuta Minuto para ganar, ¿cómo es tu día anterior?

—Mucha emoción y confianza en el contenido que vamos a presentar. Trabajamos mucho en equipo. Entonces, por un lado sabés que estás dando lo mejor y esperás que el público lo reciba de esa forma, y por otro lado, (están) los nervios de ver cómo va a funcionar. Con Darío (Turovelzky, vicepresidente senior de Contenidos Globales de Viacom CBS Networks Americas) hablamos varias veces en el día del estreno con el equipo que lo realizó, el productor ejecutivo, mi equipo de programación que está pendiente siempre y cuidando todos los detalles. Se vive con emoción y esperanza.

—¿Cómo impacta en Telefe y en tu órbita un año de elecciones?

—En años anteriores hemos encarado las elecciones desde el área de noticias y también lo vamos a hacer este año. Telefe Noticias con todos sus equipos y ediciones, liderados por Roberto Mayo, que se consolidaron en el 2020 como referentes indiscutidos a la hora de informarse. Traemos esa fuerza. Entonces, lo encararemos como lo hemos hecho en años anteriores.

—¿Vuelve Susana?

—Vuelve Susana. En 2021 volverá con un show extraordinario. Un formato que comanda Ellen DeGeneres en Estados Unidos que se llama Game of Games y es muy divertido. Susana está súper entusiasmada, queriendo reencontrarse con el público muy pronto.

—¿Cuántas veces por semana?

Susana está con todas las ganas y dispuesta a entregarse al público. Game of Games, por su estructura y cómo es el programa en sí, está planificado por lo menos una vez por semana. Es un formato de una temporada, en principio, semanal.

—¡Qué éxito Masterchef!

—La primera temporada cerró con llave de oro. Fue un proyecto que nos desafió porque tuvimos que hacer foco y adaptar la producción para poder garantizar la seguridad de la gente. El formato es el formato premium culinario en el mundo, el número uno y con un jurado de lujo. Santiago del Moro le puso una impronta maravillosa en la conducción, con un estilo que solo él tiene, y que pudo llevar adelante y conducir de manera maravillosa. Los participantes, que son y eran celebrities… Eso era un desafío mayor.

—Es importante para la televisión en general ver que cuando aparecen determinados productos el rating está. Hay gente.

—La gente va. Recibíamos muchos comentarios de que Masterchef Celebrity volvió a reunir a la familia delante de la tele. Generó conversación al día siguiente que hacía mucho que no pasaba. Ese tipo de comportamientos que antes eran muy comunes. Estamos felices.

—Antes de salir al aire con el producto, ¿sabías lo que tenías entre manos?

Nunca se tiene la llave del éxito ni la fórmula perfecta. Es imposible. Sabíamos y estábamos muy confiados en que el producto estaba bien y que a todos nos gustaba. Cuando te sentás a ver un programa y tenés esa sensación de que lo empezás a ver no como profesional sino como público, algo pasa. Después vino el resultado y nos llenó de felicidad. ¡Y nos desafió! Porque ahora tenemos que ir por más.

—La pregunta del año ha sido si los ayudaban a cocinar.

Están todos compitiendo por un premio en efectivo, imaginate si alguien viera a otro que es ayudado a cocinar... ¿Qué pasaría? Más con esos personajes, que no son muy calladitos (risas). Es imposible. Todo se dio de una forma increíble y maravillosa porque los celebrities se pusieron a disposición. Nos contaban que se preocupaban en tratar de buscar nuevas técnicas para aprender en Internet, pusieron el cuerpo y el alma para el programa. En una competencia tenés que estar a la altura para no irte, y eso también les va generando una adrenalina sana. Pero no, es imposible hacer una cosa así porque sería muy perjudicial para el producto.

—Vuelve La Voz, otro programa que reúne a la familia y genera conversación en casa al día siguiente.

—Absolutamente. Estamos preparando la vuelta de La Voz con la conducción de Marley y terminando de armar el jurado con el que vamos a sorprender.

—¿Podés adelantar algo sobre el jurado?

—Van a ser cuatro (risas).

—¿Para cuándo están previstos el comienzo de La Voz y la vuelta de Susana?

La Voz, para antes de terminar el primer semestre. Los protocolos y todo lo que tiene que ver con la seguridad del equipo se puede administrar en las primeras etapas del formato porque es más controlado. El programa de Susana es un formato que tiene cierta complejidad. Necesitamos entender cómo van a suceder estos primeros meses del año en cuanto a protocolos para ponerle una fecha. Seguramente será a comienzos del segundo semestre.

—¿A quién se le ocurren los juegos de Minuto para ganar?

—El formato Minuto para ganar tiene predeterminados algunos juegos, y dentro del equipo de producción tenemos un área creativa. Es un programa diario, entonces tenemos que alimentarlo y adaptarlo a lo que vamos recibiendo de feedback del público. El equipo creativo está todo el tiempo pensando. Es muy divertido porque van probando los juegos. Hay una escuelita armada en el estudio de al lado donde está el escenario y los participantes también practican. Se arma un universo lúdico muy divertido.

—A lo largo de estos años de recorrido, ¿cuál fue el pedido más disparatado que te haya hecho un famoso en una negociación?

—Hay mucha fantasía con eso. Todo el mundo cree que las celebrities piden cosas extravagantes y la negociación con las celebrities es más o menos la misma que cualquier otra negociación. No recuerdo nada extravagante. Cuando vienen los cantantes extranjeros se lee en todos lados que piden unas comidas exóticas y cosas así locas pero no, son negociaciones como las otras.

—La industria cambió a una velocidad impensada en los últimos años con el streaming, el on demand. Sin embargo, en televisión se sigue midiendo el rating de una forma prehistórica.

—El rating de la forma que lo medimos para televisión abierta... Nosotros estamos enfocados en todas las plataformas. Todo suma y forma parte de un mismo ecosistema que va con que los contenidos sean los reyes y traigan la fuerza, más allá de en qué plataforma los exhibamos. Las diferentes plataformas son una gran oportunidad más que una competencia.

—¿Los anunciantes lo entienden?

—Así como nosotros con los contenidos y las plataformas nos estamos adaptando, aprendiendo y modificando hábitos, en lo comercial es igual. Tenés cómo demostrarles tangiblemente lo que está pasando con los contenidos y a cuánta gente llegás. Entonces, es sumar fuerzas.

—¿Te gusta buscar nuevos talentos en las redes?

Es muy divertido ver cómo las redes y toda la parte digital descubre talentos. En Masterchef Celebrity tuvimos a Belu Lucius, que es un descubrimiento maravilloso y tiene un éxito impresionante en redes. El público de televisión abierta descubrió en Masterchef todo su histrionismo, su humor. Es muy divertida.

—Hay gente talentosísima en redes. Belu es brillante y tenía su recorrido hecho, pero hay algo en el salto a la pantalla de la televisión que termina de confirmar esa popularidad.

—La masividad, la tele es el cañón abierto. Es masiva por naturaleza.

 

Extracto de la entrevista realizada y publicada por INFOSHOW