Virgen de la Merced Estancia Belén. A 150 años del Milagro.

Virgen de la Merced Estancia Belén. A 150 años del Milagro.

El relato, que fue pasando de generación en generación, habla de un verdadero milagro, porque llovió después de meses y meses de intensa sequía donde perecían animales y se perdían las cosechas.

Allá por 1870 en la zona distante a unos 8 kilómetros al oeste del hoy Centro de Sinsacate, ya se encontraba la Estancia Belén, un páramo netamente productivo, dedicado a la agricultura y la cría de mulas, que eran luego entregadas al corredor del Alto Perú.

La sequía era muy poderosa, pero la fe lo fue más aún, se decidió traer desde Córdoba Capital y en carreta, una imagen de la Virgen de la Merced, directamente de las Mercedarias.

Alberto Ordóñez, hoy custodio junto a su familia de la tradición centenaria, recuerda la leyenda que ha escuchado de chico, “ya llegando al Río Carnero se había desatado un gran temporal que hizo crecer el curso de agua y no se pudo cruzar (no había puentes), se debió esperar la bajante y así la imagen atravesó la zona en plena tormenta y llegó a la Estancia donde se la venera desde hace 150 años”, recuerda muy emocionado.

Cuenta que su madre al morir dejó como voluntad la continuidad de la novena y procesión en honor a la virgen, que se hace por tradición de las Familias Rivero y Fernández antepasados de Ordóñez.

Por la pandemia este año no se abrirá la capilla, en su lugar se oficiará una misa a las 19:00 Horas en la Parroquia Jesús María-

No habrá peregrinos este 24 de septiembre, ni desfile de agrupaciones, ni carretas, sin embargo se mantiene la fe, de quienes han vivido varios años y añoran esos días de caminata cargados de sentimiento y esperanza cada 24 de Septiembre pidiendo a la virgen de la Merced el gran MILAGRO.