Balance 2020 de la música vía streaming: Soledad, la más convocante

Balance 2020 de la música vía streaming: Soledad, la más convocante

La música fue el salvavidas en tiempos de pandemia. Con teatros y estadios cerrados, los músicos tuvieron que guardar las ganas de encontrarse con el público y sin otra posibilidad que las plataformas de streaming, tomaron el guante y asumieron el reto de preparar un concierto para la platea pero desde la pantalla.

Pese a los inconvenientes técnicos y ajustes que fueron surgiendo a partir de las distintas experiencias, la virtualidad fue la gran protagonistas para los artistas que aprovecharon las posibilidades y continuaron en escena.

El teatro también dio que hablar con algunos proyectos interesantes y taquilleros. En este cierre del 2020 compartimos un top cinco de los mejores shows en streaming que nos dejó el año.

Soledad celebró por partida doble

Tímidamente los músicos se fueron animando a pensar y producir un shows sin público y que fuera transmitido para miles de personas en todo el mundo. Y la Gringa Soledad pegó el batacazo también en el streaming.

La cantante de Arequito realizó algunos conciertos especiales desde un estudio en Santa Fe, pero la frutilla del postre la preparó para presentar su nuevo disco “Parte de mí”. Placa que llegó en coincidencia de su cumpleaños 40 y el número redondo tuvo su noche especial.

El Movistar Arena de Buenos Aires (lugar que ofrece cada fin de semana un show diferente de los artistas más convocantes) fue el escenario elegido el 12 de octubre pasado para que la Sole una vez más diera que hablar.

Esta experiencia inusual para la cantante vendió 20 mil ticket y se convirtió en el streaming más visto hasta el momento. Con su arrolladora personalidad, Soledad demostró una vez más que hasta en la virtualidad nadie la para.

Lo destacable del concierto fue la gran puesta en escena que incluyó a la numerosa banda de la Sole, bailarines y la participación del DJ Tomy Muñoz que versionó grandes clásicos del folclore, para darle un toque fresco y diferente a lo que viene mostrando la santafecina.

Otro de los momentos trascendentes del show fue cuando se convirtió en tendencia en las redes sociales al interpretar el tema “El Chingui-Chingui”. Tanto en números como en despliegue, el concierto de Soledad merece estar entre los más destacados del año.

Pedro Aznar a la carta

Si hay un músico que estuvo desde el comienzo en la virtualidad acompañando a la gente con su música fue Pedro Aznar. Pese a los inconvenientes técnicos que se presentaron en los distintos vivos por las redes sociales, el cantautor y multiinstrumentista fue uno de los pioneros al subirse al streaming y desde su home estudio acompañó a los seguidores en el encierro.

En septiembre, Aznar se reunió nuevamente con su banda y ofreció un show íntimo desde la sala Sur en Buenos Aires. Para quienes lo han visto en vivo, el músico es muy riguroso en el escenario y en esta experiencia no dejó de serlo. Por más de dos horas ofreció un repaso de veinte canciones de sus distintas etapas, con altos y bajos que permitieron la emoción del otro lado de la pantalla.

Pese a la ausencia del público, Pedro Aznar demostró el gran artista que es, el que tiene todo bajo control, el que pasa de un instrumento al otro en cuestión de segundo y llega a la fibra de la gente con canciones propias hasta versiones memorables como “Shape of my Heart”, de Sting; “Dinosaurios” de Charly García, “Karma Police”, de Radiohead o el clásico “A primera vista”.

Sencillo, con un juego de luces que acompañó el tránsito, una vez más Pedro Aznar demostró que en la virtualidad como en la presencialidad es uno de los músicos más completos de la escena argentina. Y en la pandemia se puso la camiseta.

Martín Bossi clandestino y exitoso

En la modalidad virtual quienes pudieron surfear la ola fueron los humoristas. Con más posibilidades que el resto de los actores de cine o teatro, los comediantes dieron la nota primero desde las redes sociales y luego con funciones por las plataformas.

Y pese a su resistencia, Martín Bossi tuvo que dejar de sopetón los tacos y peluca de su personaje en el musical “Kinky Boots” y producir un show en tiempos de pandemia. Fue así que nació “Bossi Clandestino”, el unipersonal que estrenó en agosto con tres funciones agotadas y repitió con total éxito en septiembre y octubre.

En esta propuesta Bossi se vistió de showman y propuso una serie de monólogos e imitaciones que hablaban de la actualidad, pero con la comicidad que lo caracteriza. Y para su sorpresa superó todas las expectativas con más de 25 mil entradas vendidas en las primeras funciones y se convirtió en el streaming más visto.

Con una cintura televisiva, el actor y comediante supo mantener la energía en vivo a lo largo de toda la cita y jugar con las cámaras dispuestas en el escenario. Su primer estreno mundial no lo defraudó y encontró la vuelta para entrar en los hogares de la gente, con una versión de Bossi recargado.

Festival Quilmes Rock

La pandemia logró el regreso de algunos hitos de la música y el espectáculo. Y de una manera particular y después de siete años en mayo volvió el Festival Quilmes Rock, uno de los más representativos del género, que tras años de ausencia logró reunir desde la casa a exponentes novatos y jóvenes del género.

El 9 y 10 de mayo más de un millón de personas disfrutaron de la versión online y solidaria del festival, que fue uno de los pioneros en la modalidad. Cada participación de los artistas fue previamente grabadas desde sus casas y transmitida en vivo por la web del festival y TN, con la conducción de Bebe Contempomi.

Pese a la estructura rígida del encuentro, con el paso de las grabaciones que fueron meticulosamente editadas, para que no se perdiera la calidad del sonido y la imagen, lo destacable de la iniciativa fue la participación de todos los exponentes del género. Desde los Ratones Paranoicos, Ciro y los Persas, Divididos, La Pelotas, Vicentico, Gustavo Santaolalla, Fabiana Cantilo hasta Eruca Sativa, Conociendo Rusia, Los Cafres, Julieta Rada, entre cientos más.

Con un dejo de nostalgia también hubo tiempo para repasar la historia del festival y lograr la participación masiva del público que también colaboró con los más necesitados y la familia de la música argentina.