FOMENTANDO EL COMPOSTAJE DOMICILIARIO.

FOMENTANDO EL COMPOSTAJE DOMICILIARIO.

Consiste, en una primera instancia, en la realización de talleres educativos a cargo de Pablo Pedernera, destinado a alumnos y educadores, sobre la importancia  de la separación de los residuos orgánicos que se generan diariamente para transformarlo en abono que puede utilizarse en la huerta o jardín. El sentido es que cada niño puede transmitir a su familia la importancia de tener su propia compostera domiciliaria. Para poder concretar esta acción se regalaron 300 núcleos de lombrices californiana, las encargadas de degradar los restos orgánicos y convertirlos en abono. La campaña también comprende instancias de entrega gratuitas de estos núcleos en diferentes plazas de nuestra ciudad. Esta actividad se llevara a cabo en el mes de noviembre. En Argentina, cada persona genera aproximadamente un kilo de residuos por día. De ese volumen, entre un 35 y 50 por ciento son residuos orgánicos que se pueden convertir en abono con un mínimo esfuerzo de cada familia, contribuyendo al cuidado del medio ambiente.